El amor vive en las casas vacías

Ajustar el tiempo entre dos. El último sol del invierno nos sirve luz para nuevas intenciones. Dentro, el amor vive en las casas vacías. Paciente, a merced de lo que somos, tiene tardes reservadas para los que amamos.

A lo lejos quedan las cigüeñas, que golpean sus picos recitando poemas de primavera, mientras Rafa y Ana caminan de la mano sobre praderas de gramíneas, que renacen cada año para cantar a la melancolía.

Las casas vacías, hospederías de sentimientos y veracidad, nos enseñan a crecer entre sus paredes gastadas por el tiempo. Habitaciones de lujo en mitad de un jardín abandonado, pero vivo, latente de caricias para sus huéspedes. Lumbre de un sol que se cambia de ropa, hojas de un verde Marzo que no deja indiferente y notas que suenan a brisa temprana.

Amigo Rafa, ahora es vuestro momento, y hoy estoy a tu lado como fotógrafo. Gracias por la confianza depositada en mí. Me siento feliz de poder ser vuestro fotógrafo de boda.

Fotógrafo de Bodas en Córdoba Antonio Aguilera – Fotografía artística de bodaReportajes de boda en Córdoba.

 

Entradas relacionadas

2 comments

La Vieja Cigarra 07/04/2016 at 8:03 am

Que reportaje preboda más bonito. Está lleno de naturalidad.

Reply
antonioaguilera 07/04/2016 at 8:09 am

Gracias!

Reply

Leave a Comment

error: La descarga o captura de imágenes protegidas es delito. © 2015 Antonio Aguilera. Todos los derechos reservados.

Utilizamos cookies para asegurar la mejor experiencia de navegación al usuario. Si continúa utilizando este sitio web asumiremos que está de acuerdo. Leer más

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close